TV en palabras

Raúl Zurita: El amor y el arte son las formas que toma la supervivencia

7/06/2017  

Por: Loreto Muñoz Fermandois

Estudiante de primer año. Periodismo UPLA

Poeta por liberación. Provocador que habita y toma conciencia, situado en un sistema opresor. Raúl Zurita es un personaje cuyo temple y vida han sido motivo de escrituras heterogéneas y diversas manifestaciones artísticas, que han grabado la memoria de la cultura chilena de los últimos 50 años. Esa experiencia creativa, ese compromiso, el reconocimiento de una obra traducida en el mundo entero, será el testimonio fundamental que abrirá la temporada 2017 del programa “Los surcos de la memoria” del Canal Universitario de Televisión Pública, UPLA TV.

Su madre, inmigrante italiana, debió tomar las riendas del hogar por el temprano fallecimiento de su esposo. El niño Zurita, junto a su hermana, fueron criados por su abuela materna, una eterna nostálgica de su tierra natal, que hablaba todo el día de Italia y de la Divina Comedia, de Dante, para encontrar consuelo a su añoranza. De esta manera, el poeta interiorizó los relatos de su abuela, los que serían fuente de inspiración para sus futuras obras literarias. Raúl llevó a cabo su formación universitaria en la Universidad Técnica Federico Santa María, lugar en el que estudió Ingeniería Civil en Estructuras. En ese mismo proceso, se hace parte de las juventudes comunistas, marcando así lo que sería su discurso y práctica política.

¿Qué motivos tuvo un hombre de ciencias para volcar su vida a la poesía? La respuesta se halla en la irremediable fractura generada por el Golpe de Estado de 1973. “El día más triste de mi vida”, según ha confesado el escritor. A partir de ahí, él encuentra en la poesía una forma de sobrevivir, de respirar, de habitar este mundo, y también de protestar en contra del régimen opresor.

Así nace, en 1979, “Purgatorio”, un volumen poético que muestra la decadencia y el sufrimiento que vivió el poeta a causa del encierro agresivo y voraz, llevado a cabo el primer día del golpe. Ese mismo año, se incorpora al Colectivo de Acciones de Arte (CADA), complejizando su experiencia artística más allá del papel, como soporte y manifiesto, para a empezar a utilizar la naturaleza, al espacio físico y al cuerpo como elementos fundamentales para su expresividad. ¿Qué es el arte sino cuerpo?

En aquel periodo de huellas, cicatrices y suturas, Raúl nos cuenta que el arte, fuerte e incontenible, fue también contradictorio. Porque junto con expresar el dolor, la privación de libertad y el infierno de lo vivido y presenciado, también fue también un motor de esperanza, que, tal vez, haya sido testimonio de voces que han cruzado a los países y habitantes fronterizos, violentados, desaparecidos.

El escritor que hizo de la poesía arma combatiente y manifiesto de vida, hace una crítica a la sociedad de hoy con respecto a la de antaño. Me cuenta que antes se vivía la amistad con un gran sentido de solidaridad y que, actualmente, la gente está ensimismada. La lucha es de todos y falta movilización real en pos de una justicia verdadera. Falta igualdad e inclusión a “minorías” tales como las mujeres y los ancianos. Contra todo, Zurita nos recuerda que la lucha no debe perder el sentido del lenguaje y que no se debe olvidar el significado del amor y de la vida como partes de un arte total. Que la poesía sea lo que tenga que ser, sin límites. Que sea liberadora, con pasión, alma y dolor.

Aún queda vida, aún queda felicidad.