TV en palabras

Las prolongaciones de “La Patagonia Rebelde”

27/12/2018  

La vida del intelectual anarquista, Osvaldo Bayer, estuvo determinada por un sentido de rebeldía germinado y fortalecido ante las evidencias del genocidio. Las huellas y pistas del sacrificio, desperdigadas por todo el continente, fueron testimonios acumulados que impulsaron la fecunda producción de este escritor, periodista e historiador argentino, fallecido el 24 de diciembre pasado.

Su obra habla por él. Y también sus acciones, que le dieron esa consistencia y consecuencia en estado de extinción en el mundo de hoy, cuando la intelectualidad y la producción de conocimiento funcionan, principalmente, como indicadores a cumplir para satisfacer mercados diversos (desde empresas editoriales hasta la productividad en las universidades).

Para Osvaldo la intelectualidad era compromiso y consecuencia. Militancia de la dignidad humana. Desde allí brotó toda su obra. Y la que recordamos hoy, a propósito de su definitiva partida, es “La Patagonia Rebelde”, antesala de la película “El Paso del Diablo”*, que dirige nuestro compañero de trabajo, Danilo Ahumada, y que contó con el decidido apoyo de Bayer.

Danilo, antes de concretar el sueño de dirigir su ópera prima, estuvo algunos años en Buenos Aires allanando, precisamente, el terreno para lograr alcanzar este desafío, investigando y reuniendo antecedentes de la rebeldía de los obreros de la Patagonia. Así llegó a conocer a Osvaldo y su profundidad como ser humano. También, escribiendo artículos, como este que les presentamos aquí, titulado “La significancia documental en la Patagonia Rebelde”.

Lo compartimos con ustedes, en homenaje a Osvaldo Bayer.

 SIGNIFICANCIA DOCUMENTAL LA PATAGONIA REBELDE

  • La película “El Paso del Diablo” se estrenará durante el primer semestre de 2019. Se inicia con una escena donde un grupo de prostitutas deciden no atender a soldados del Ejército argentino por considerarlos asesinos de obreros. Bayer intentó que esta escena fuera la última de su película La Patagonia Rebelde. Sin embargo, fue censurada ya que según el gobierno de turno denigraba al ejército, 45 años después. El paso del diablo reivindica esta acción que fue olvidada y sepultada al igual que el fusilamiento de más de 1500 obreros.