Trabajo gigante: el show de la precariedad

Mientras el gobierno insiste en que reducir la jornada laboral es inconstitucional, las demandas históricas por calidad y dignidad para el trabajo y las/os trabajadores en un sistema que ha logrado difuminar los límites entre explotador y explotado sigue colmando las calles de Chile. El filósofo Byung-Chul Han bien lo expresa cuando sostiene que «ahora uno se explota así mismo y cree que se está realizando». Así es como problematizar y denunciar desde el arte la inestabilidad laboral del área social que se desempeñan en organizaciones privadas (ONGs, fundaciones, corporaciones), que ejecutan las políticas públicas en áreas tan importantes y sensibles como la infancia, resulta crucial para poner en tensión las lógicas del sistema neoliberal, que, como está demostrado, lleva más de 30 años beneficiando a los de siempre e invisibilizando y violentando, también, a los de siempre.

Top