Libros, un viaje hacia las memorias sociales

Permanentemente estimulados por imágenes, sonidos, palabras y signos, las preguntas en torno al devenir de libro, como artefacto de creación humana que sigue resistiendo a la emergencia de extensos patrimonios digitales, adquiere nuevos sentidos en cada experiencia personal y colectiva.Como una de tantas materialidades donde distintas comunidades plasman sus memorias sociales junto con otras expresiones que siguen insertas en lo contemporáneo, el libro sigue teniendo un lugar vigente en la construcción de la cultura más allá del tiraje de las grandes editoriales y de la reproducción de los discursos hegemónicos. La morfología de su materialidad típica ha motivado a esas otras voces, convocándolas a través de la autoedición, haciendo posible que esas, muchas y diversas ideas, puedan propagarse con pocos recursos. Es esencialmente de esa, la necesidad de comunicar, la más primitiva de nuestra especie, de donde viene el sustrato que permite que incluso niños y niñas crecientes en el Siglo XXI sigan viajando a diferentes lugares, sensaciones y temporalidades a través del libro en todos sus soportes, un formato que se niega a morir. En la conmemoración del Día Internacional del Libro y cumpliendo 50 años, la carrera de Bibliotecología de la Universidad de Playa Ancha llama a desacralizar el conocimiento formal y abrazar la lectura como un medio para mejorar nuestra calidad de vida.

Top