Patio de los Vientos: Paz Miranda y Banda

La música y Paz Miranda han tejido una relación de larga data. Con una madre profesora de música y formándose tempranamente en el canto, comenzó a guitarra y voz en Riveira, agrupación que desde las tradiciones folclóricas de Galicia e Irlanda desarrolló música de raíz celta en el interior. Desde ahí, Miranda ha trabajado enseñando canto a nivel universitario, música a nivel escolar e integrando diversos proyectos entre Valparaíso y el Marga Marga, como Grupo latinoamericano «Atarraya», Grupo Gospel Encanto Negro, el Coro Femenino de Cámara PUCV y el Conjunto de Madrigalistas. Participó de Mamma Soul Sinfónico en 2012 y en Tryo como solista el 2013.

Son este cúmulo y diversidad de entramados que desprenden estas experiencias los que han influenciado desde distintas sonoridades, como la músicas latinoamericanas, el pop, el jazz, incluso blues, funk y soul, su creación a lo largo del tiempo. Luego de un período de estudios y trabajo musical en Alemania, donde integró otras bandas locales, es con Paz y Flora Infusión, en 2017, donde se consolida la formación que suena hoy. De ese proyecto, quedan los dejos jazzeros que van mezclándose con distintas propuestas que cruzan el folclor más moderno en su disco de 2019, Desvelado punto cardinal. Un álbum que da cuenta de este variado trayecto creativo como cantautora en 8 canciones con textos en su gran parte autobiográficos.

Lo de Paz Miranda y Banda son reminiscencias de caminos recorridos. El arreglo de guitarras jazzeras en contextos de música folclórica se suma una batería minimalista en complicidad con un bajo que, pese a ser armónico, suma una percusiva que cimenta la base de la sección rítmica de su música. Es la batería y el bajo los que recuerdan al oído los platillos y el surdo de la samba, con una guitarra electro acústica que sostiene la actualidad de esta repartición de los elementos tradicionales y populares en instrumentos contemporáneos. Son fusiones armónicas y estéticas que refrescan y le dan una profundidad sensible que viaja por las distintas tonalidades que destacan el canto de Paz.

Abre esta sesión “Cara o cruz”, compás de seis octavos con matices que gestan un encuentro entre lo latinoamericano de la samba brasileña y recursos propios del jazz. Una canción que versa sobre lo natural que es migrar y el sentir refugio en otros lugares desafiando las quimeras de lo fronterizo y de los orígenes. Una crítica a los prejuicios que se alimentan del rechazo a los y las que llegan al ritmo de una música que demanda movimiento al cuerpo. Lírica reflexiva hacia los constructos sociales que juzgan a quienes se desplazan y olvidan lo cíclica que puede ser y es la historia, tanto personal como colectiva. En esencia, procesos que dejan registro en el ser. Desde ahí sigue “Pa volver”, donde colisionan añoranzas, miedos y ansiedades en medio de los vaivenes que supone el partir de un lugar a otro, con imágenes fijas en la retina y horizontes extraviados con los que reencontrarse.

Este registro, grabado en la Sala de Arte Escénico de la UPLA en junio de 2019, da cuenta de todos esos tránsitos y aconteceres personales. Con Paz Miranda Iturriaga (guitarra y voz), Marcel Bruna Vergara (guitarra), Cristian Katila Baltazar Huaraco (percusión) y Lucas Munilla Munilla (bajo y contrabajo), comienzan a salir a la superficie músicas que, desde dos ritmos distintos, se expanden hacia sentires e identificaciones comunes.

Top