Trabajo gigante: El show de la precariedad laboral

¿Qué queremos comenzar a cambiar este 25 de octubre?

El activo principal de un país son sus trabajadores y trabajadoras. No sólo en cuanto a las cifras de empleo o desempleo, al crecimiento macro o micro, sino fundamentalmente a las condiciones y dignidades que se les proporcionan para poder aportar al mentado “desarrollo país”. Por eso, precisamente, un Estado protector en materia laboral es un Estado que está cuidando la salud física y emocional de sus trabajadores y trabajadoras, cuestión que también debe estar presente en la nueva Constitución que redactemos pues la actual, por ejemplo, en su artículo 19, Nº16, no garantiza el trabajo como un derecho ni protege a los sindicatos, sólo la “libertad sindical”, amparando que una trabajadora o trabajador pueda ser “reemplazado” en caso de participar en una huelga o paro. Trabajo gigante: El show de la precariedad laboral.

Top