Las últimas horas de Émile Dubois

Pidió que le apuntaran directo al corazón. Mejor si la muerte aparece fulminante. Mientras más instantánea y a la vena mejor. Marzo de 1907 vio partir el cuerpo de Émile Dubois desde la cárcel de Valparaíso, hoy Parque Cultural. Su fusilamiento remeció la ciudad e hizo florecer entre sus cerros una eternidad que durante 113 años ha sido presencia. “Disparen al corazón: Las últimas horas de Émile Dubois” se aproxima al mítico francés en las que habrían sido sus bocanadas de aire finales.

Top